sábado, 25 de noviembre de 2017

La Consejera de Educación Juventud y Deportes propone el programa de mediación que realiza el centro a todos los institutos de la Región de Murcia

La consejera de Educación, junto a Xuso Jones, ha presentado en el IES Ramón y Cajal de Murcia las "brigadas anti-acoso" para facilitar a los alumnos el paso de Primaria a Secundaria

               


(Pinchar la imagen para ver la galeria de fotos en el diario La Opinión de Murcia) 

Los institutos de la Región de Murcia incorporarán durante este curso las nuevas ´brigadas escolares anti-acoso´ para favorecer el clima de convivencia en las aulas. La consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá, junto al cantante murciano Xuso Jones, presentó hoy en el Instituto de Educación Secundaria Ramón y Cajal de Murcia esta iniciativa para facilitar a los alumnos el paso de Primaria a Secundaria.

El programa contempla como medida principal la tutorización entre los alumnos para acoger a los que inician sus estudios en el instituto, y que son susceptibles de necesitar más apoyo para su integración en el centro.Martínez-Cachá aseguró que "es objetivo irrenunciable del Gobierno regional combatir cualquier actitud violenta o de intolerancia". Explicó que "luchar contra el acoso escolar es una labor de todos, por eso queremos implicar a toda la comunidad educativa, padres, docentes y, sobre todo, alumnos, que serán los protagonistas de este nuevo programa".



 "El proceso de adaptación a un nuevo centro, especialmente en el caso de alumnos que pasan de Primaria a Secundaria, puede suponer un momento de dificultad y nosotros queremos hacerles más fácil ese camino", afirmó. Para ello, se crea la figura de las ´brigadas escolares anti-acoso´ que estarán formadas, preferentemente, por alumnos de tercero o cuarto de ESO o de primero de Bachillerato que lleven en el centro tiempo y que cuenten con cierto grado de madurez.

Los alumnos tutores guiarán y aconsejarán a aquellos que por su timidez o falta de habilidades sociales puedan tener dificultades para adaptarse a la nueva etapa educativa, lo que puede llevarles a ser vulnerables ante situaciones perjudiciales para ellos. Los jóvenes tutores recibirán formación específica para desarrollar su rol de la mejor manera posible, que incidirá en valores como el voluntariado, la empatía, la escucha activa, el compromiso y la confidencialidad, y también se les formará para ofrecer recursos como la mediación.

Por su parte, los docentes, tutores de los alumnos de primer curso de ESO o de estudiantes que hayan cambiado de centro, se encargarán de coordinar, supervisar y ser referentes en el proceso de tutorización.La consejera puntualizó que "es muy importante que las familias de los alumnos implicados estén al corriente de todo lo que suceda y que los estudiantes participantes tengan la autorización de sus padres".

Está previsto que el programa se pueda aplicar en los 111 institutos públicos de la Región y en un centenar de centros concertados que imparten Secundaria, lo que podrá beneficiar a los 71.000 alumnos de Educación Secundaria Obligatoria escolarizados este curso.


En la presentación del programa participó el cantante murciano Xuso Jones, quien alzó su voz contra el acoso escolar, narró sus experiencias y su adaptación a los distintos centros donde cursó sus estudios e interpretó uno de sus temas más conocidos. Además, la titular de Educación y el artista fueron entrevistados por más de cien alumnos del centro, una entrevista que fue grabada por los jóvenes que cursan el ciclo superior de Imagen del instituto. Posteriormente, varios alumnos y docentes aportaron su experiencia.

Plan para la mejora de la convivencia escolar
La Consejería, a través de 80 medidas específicas, pretende mejorar la convivencia escolar en los centros educativos de la Región y hacer partícipe al conjunto de la sociedad. Las principales líneas de actuación son la sensibilización social y el trabajo conjunto de todos los sectores sociales, aumentar el número de canales de difusión de información, incrementar la formación, mejorar los mecanismos de detección innovando y prevenir situaciones que puedan alterar el buen clima de convivencia del alumnado.

Martínez-Cachá destacó que "el Ejecutivo regional comparte con la sociedad la necesidad de sensibilizar sobre la mejora de la convivencia escolar, y para ello tiene este plan ambicioso, duradero e inclusivo, para seguir garantizando un buen clima de convivencia en las aulas". La consejera explicó que es "un trabajo en común que pretende la unión social para asegurar la buena convivencia y prevenir el acoso en todas sus modalidades. Es un instrumento más al servicio de la comunidad educativa, con medidas concretas y ejes de actuación para cada sector social, donde se contemplan acciones profesionales en coordinación con otras entidades que enriquecerán la intervención, la formación y la difusión de información".